Brazo Mioeléctrico Abre Nuevas Perspectivas

Home > Articles > Myo Arm Opens New Vistas

"Al principio yo estaba temerosa, debido a que pensaba que pudiera necesitar cirugía para utilizar un brazo mioeléctrico. Este es realmente excelente. Ahora puedo hacer más cosas por si misma, como sujetar una taza y servirme un vaso de agua; estoy muy emocionada para asistir al colegio y estudiar lenguaje mediante señales."

Así es como se siente Melissa Reyes, de 20 años de edad, después de haber sido adaptada con una nueva prótesis mioeléctrica. Melissa tenía solamente dos años de edad cuando el automóvil de la familia, en el cual ella paseaba, fue impactado por un camión militar en Honduras. El accidente la dejó a ella parapléjica, y una subsecuente infección la condujo a la amputación de su brazo izquierdo arriba del codo. A pesar de su discapacidad Melissa ha desarrollado muy bien su vida y está planeando inscribirse en el Colegio de la Comunidad de Dade, en Miami, Florida.

Para ayudar a Melissa a recuperar la mayor función posible, Otto Bock Health Care, de Minneapolis, Minnesota, donó los componentes para su brazo protésico y mano mioeléctrica. Dos protesistas locales - Jim Fenton, CPO de Fenton Brace & Limb Co. Inc., y Dennis Henkel, CPO, de Miami Orthotics & Prosthetics - trabajaron en equipo para donar su tiempo y experiencia para adaptar su nueva prótesis.

Pruebas fueron desempeñadas para determinar e identificar las señales musculares de su brazo más controlables, utilizando los electrodos que son parte de su prótesis. Colocados en las posiciones claves de contacto muscular, los electrodos le permiten a ella el control proporcional de su Sensor Hand, abriéndola y cerrándola, basándose en la tarea que ella esta intentando. La velocidad y fuerza de prensión están controladas mediante la fuerza de sus contracciones musculares. El Modo de Control Dinámicamente Proporcional hace que la mano de Melissa sea una de las manos protésicas más versátiles en el mundo," apunta Otto Bock.

Melissa también utiliza un cojín elaborado a la medida de Otto Bock. Este cojín es ajustado mediante el Sistema Otto Bock para Configuración (Otto Bock Shape System), el cual consiste de software, una bolsa de ajuste especial, y un stand para obtener la imagen que permite que un terapeuta planee y configure un modelo para un cojín elaborado a la medida. El modelo en 3 - Dimensiones es enviado mediante correo electrónico a Otto Bock, y el cojín es esculpido.

El Camino a una Nueva Prótesis

El cojín a la medida (OBSS) para la silla de ruedas de Melissa fue el comienzo del camino para ella, hacia su nueva prótesis mioeléctrica.

Este tipo de cojín es por lo general utilizado para personas con severa parálisis cerebral y deformidades de columna. Sin embargo, Melissa es una persona pequeña, y todos sus cojines para la silla de ruedas eran demasiado amplios para ella y no le proporcionaban el soporte lateral que necesitaba, nos explica Kathy Weber, de Otto Bock. Para poderse sentar en una posición recta, Melissa tenía que utilizar su extremidad residual para apoyarse, y además se sentía muy incómoda.

Después de haber sido adaptada con su nuevo cojín, Melissa logró sentarse en una posición recta, sin tener que utilizar la extremidad y así pudo empezar a explorar opciones para su brazo izquierdo residual. Realizando descubrimientos afortunados y no esperados, Katy Schultz, un doctor de terapia física, estuvo trabajando con Melissa antes de unirse a Otto Bock como representante de ventas. Después de integrarse a Otto Bock, Schultz se dio cuenta que estaba disponible en prótesis de la extremidad superior.

El Curso es un Descubrimiento

Katy invitó a Melissa a un curso realizado, dentro del área de Orlando, Florida mediante Otto Bock, dirigido a terapeutas físicos y ocupacionales. El curso está diseñado para terapeutas por terapeutas de la extremidad superior. Los pacientes modelo proporcionaron una oportunidad para aprender terapia "manual" con personas reales.

Aun cuando Melissa había estado recelosa de tener un brazo protésico - dado que ella pensaba que estaba involucrada cirugía - después del curso, estaba muy emocionada acerca del prospecto. Asimismo, ella conoció a otras dos personas amputadas durante el curso y aprendió de ellas.

Dice Katy Schultz: "La emoción de Melissa ha sido capaz de permitirle conducir su silla de ruedas y sujetar un refresco al mismo tiempo...la mirada de su cara refleja su nueva confianza. Ha sido muy gratificante observar y descubrir sus nuevas habilidades y el aumento de sus funciones e independencia en tareas - aún pequeñas tareas las cuales nosotros tomamos por sentadas o admitidas."