¿Murió la Barra del Tendón Patelar?

Home > Articles > Is the Patellar Bar Dead?
Por Brent Wright, CP, BOCO

Caminando por la sala de exposiciones en una conferencia, me detuve en una de las áreas de exhibición para charlar con un amigo mío. Me incliné y le dije con voz presumida y sarcástica, "¿Me estás tomando el pelo, verdad? Estas son las líneas de corte para una cuenca BK (transtibial) más disparatadas que he visto; estos diseños no tienen ningún sentido y nunca van a funcionar. "Sin embargo, durante los siguientes dos años no pude sacar de mi mente lo que había visto y por ello quería saber más al respecto.

La cuenca PTB del paciente antes de ser equipado con una cuenca RCR.(Fotografía cortesía de Brent Wright, CP, BOCO.)

Me gusta leer literatura histórica sobre la protésica y sé que Charles Radcliffe, MS, ME, fue el pionero de muchos de los conceptos que todavía se utilizan hoy en día en las prótesis transtibiales. Las contribuciones de Radcliffe son, y siguen siendo, de gran valor para el campo de la protésica. (Nota del editor: Para más información sobre Radcliffe, lea el artículo "Charles Radcliffe, , el Padre de la Biomecánica Protésica,"  The O&P EDGE, Marzo de 2006) Yo empecé a darme cuenta que muchas de las teorías relacionadas con las prótesis con apoyo sobre el tendón rotuliano (PTB), se crearon en la década de 1950, mucho antes de los revestimientos o fundas de gel. La tecnología de las cuencas no se ha mantenido al ritmo tecnológico de los diseños y la progresión de las nueva interfaces.

A finales del 2008, necesitaba recopilar unos cuantos créditos extras de educación continua, por lo que decidí a tomar uno de los primeros cursos sobre diseño del encaje protésico RCR en el Centro de Protésica y Ortésica de la Universidad de Northwestern (NUPOC), en Chicago, Illinois, organizado por Orthotic and Prosthetic Group of American (OPGA), de Waterloo, Iowa. Dos días antes de irme a Chicago, OPGA llamó y me dijo que uno de sus "participantes para la demostración práctica" había cancelado y que estaban buscando un voluntario para tomar el lugar. Debo admitir que mi primera reacción fue decir: "No," pero me di cuenta que lo peor que podía pasar era fracasar miserablemente, por lo que tomé el lugar y desde entonces no he vuelto la mirada hacia atrás.

El paciente después de equiparse con una cuenca RCR. Note que el deterioro de la interfase de gel está fuera de las líneas de corte.

Dale Perkins, CPO, con Rehab Systems Orthotic and Prosthetic Technologies, de Boise, Idaho, desafió mi forma convencional de pensar así como también mi punto de vista histórico sobre el diseño del encaje transtibial con el desarrollo del encaje RCR. El diseño del encaje es el resultado de los desafíos experimentados por él, al poner una barra patelar en su propio encaje protésico. Perkins se sometió a una reducción cerrada del fémur en su miembro residual para alinear el centro de la rodilla con el miembro contra-lateral para obtener un mejor pie debajo de su cuenca protésica Una de las consecuencias imprevistas de la reducción del fémur fue que su cuádriceps ahora era mucho más largo, lo que significaba someterse a terapias de fortalecimiento del cuádriceps. Él no tenía problemas con su cuenca protésica al momento de la cirugía, sin embargo, a medida que ganaba fuerza, se dio cuenta de su tendón rotuliano empezaba a molestarle. El evaluó su cuenca y decidió retirar la barra de apoyo rotuliano que en esencia liberaba el tendón. Notó que una vez que el tendón quedó liberado, él era capaz de seguir fortaleciendo su cuádriceps. También descubrió que él era capaz de lograr más extensión de lo que había logrado previamente con la barra. Con lograr este momento de extensión normal, él conseguía tener una fase de apoyo medio, y su patrón de marcha mejoraba.

Detalle del callo en el día inicial de la evaluación.

Perkins concluyó que con la llegada de los mangas de gel, ya no tiene que apoyarse en el tendón rotuliano. De hecho, al liberar el tendón rotuliano, él ha encontrado que es capaz de funcionar en su totalidad. Aliviar el tendón rotuliano, permite que el cuádriceps responda mejor a la terapia de fortalecimiento y él es capaz de lograr una extensión más normal en la fase de apoyo medio. Otros colegas y yo hemos planteado la hipótesis de que este puede ser el eslabón perdido del patrón de marcha normal en lugar de un "patrón normal de marcha del amputado."

Armado con mi nuevo conocimiento, volví a mi oficina y lo intenté en mi primer paciente voluntario valiente. El paciente tenía una cuenca con dimensiones muy ajustadas antero-posterior (AP) - tan ajustadas, que le causaba una protuberancia en la zona poplítea. Mi paciente me explicó que casi siempre estaba sentado porque era demasiado doloroso caminar cualquier distancia. Yo tomé un nuevo molde en dos partes, molde de alta tensión según lo indicado por RCR y le pedí cargar peso a través del yeso. Cuando él empezó a cargar peso a través del yeso, empezó a sonreír; ese fue el momento en que él por primera vez se sintió verdaderamente cómodo. Yo supe en ese momento que no tenía que hacer demasiado porque no quería echar a perder ese ajuste. Seguí las instrucciones de cómo modificar el molde y en consecuencia se mejoró el yeso. El proceso no tomó una gran cantidad de tiempo y yo estaba seguro de que había proporcionado una cuenca con un fantástico ajuste.

El callo empieza a desaparecer dos semanas despues de estar equipado con la RCR.

El paciente volvió después de tres días, y tuve la oportunidad de alinear rápidamente la prótesis permitiéndole irse con la cuenca de prueba fabricada con copolímero. Dí seguimiento al paciente después de una semana y comentó que había aumentado su nivel de actividad y que estaba sorprendido de no tener dolor. Después de esta experiencia con la técnica RCR, quería que todos mis pacientes transtibiales experimentaran la comodidad y la libertad que esto ofrece.

Recientemente he documentado un caso en donde un paciente que ha utilizado una funda de gel con pin de bloqueo modelo Össur Confort de 3 mm y que ha desarrollado una mancha oscura callosa sobre su tendón rotuliano. Lo puse en una cuenca RCR y en el transcurso de cuatro semanas, la callosidad se aclaró y eventualmente la piel volvió a la normalidad, sin callosidad. El patrón de la marcha del paciente mejoró y se hizo más normal, y él se sentía sin inhibiciones en el área de su rodilla debido a que no había material impidiendo la extensión completa. La estética también se ha mejorado debido a que el molde es de bajo perfil y sin hendidura anterior. El estaba encantado de poder doblar la pierna hasta unos 110 grados bajo él, lo que facilitó que pudiera manejar su corpulenta estatura de 6 pies y 4 pulgadas cuando tenía que levantarse de una silla baja.

El callo casi desaparece cuatro semanas después de estar equipado con la RCR.

El utilizar el método RCR durante estos últimos años me ha conducido a un camino de gratificantes descubrimientos. Tengo una mejor comprensión de la marcha y de la anatomía normal. He aprendido que el molde de alta tensión y en extensión completa me ofrece lo mejor de ese "instante" de comodidad durante el apoyo medio de la extremidad. También he descubierto que los problemas que estaba teniendo con lesiones de la piel en la parte distal de la tibia y los problemas de alineación han sido resueltos con el método RCR. A los pacientes les encanta la extensión y flexión adicional. Me sorprendió mucho que incluso aquellos pacientes relativamente felices estuvieran mucho más contentos cuando les cambiamos a la cuenca RCR, y esto debido a la mayor libertad que sentían. Los fisioterapeutas me han dicho que están impresionados con el diseño. También me dicen que para empezar, en realidad nunca entendieron porqué había una barra en la cuenca protésica.

Creo que el diseño y la teoría de la cuenca RCR pueden beneficiar a todos los amputados transtibiales. Es extraño pensar que no necesitamos una barra rotuliana en la cuenca protésica, pero ha llegado el momento de decir adiós a la tradición y mantener el desarrollo de los diseños de cuencas que sean relevantes para los avances que la tecnología de las interfaces nos ofrece hoy en día. El diseño y el proceso de la técnica RCR son sistemáticos y me asegura que puedo hacer a los pacientes más felices y que estén más cómodos en su prótesis.

Brent Wright, CP, BOCO, trabaja en EastPoint Prosthetics and Orthotics en Kingston, North Carolina. El mantiene un blog llamado "LifEnabled" en livinglifenabled.com y puede ser contactado por medio de


Traducción al Español
Dr. José Paúl Rodríguez M.
Médico Fisiatra
Santo Domingo, República Dominicana
E-mail: