Se Necesita de Dos

Por Judith Philipps Otto

Socios Clínicos y Técnicos para Proporcionar Soluciones Actualizadas en O&P

Encontrar enfoques nuevos y creativos para satisfacer la gran cantidad de necesidades complejas del paciente de O&P es una difícil tarea, y lograr un resultado exitoso requiere a menudo una alianza especial. Cuando los clínicos y técnicos trabajan juntos para desarrollar y fabricar dispositivos que cumplen con estas necesidades—funcionalidad, comodidad, conveniencia, durabilidad y de costo asequible—los resultados son a menudo sorprendentes y de gran alcance. The O&P EDGE consultó a varios equipos de clínicos y técnicos para que compartieran sus historias acerca de algunas de sus mas recientes colaboraciones. Las soluciones que ellos proporcionaron combina experiencia, ingenio y perspicacia, resultando en un cambio en las reglas del juego de las capacidades de servicio que benefician por igual a los pacientes actuales y futuros.

Comprando "Con más Opciones"

Kuffel

Charles Kuffel, CPO, FAAOP, y su equipo en Arise Orthotics & Prosthetics, en Blaine, Minnesota, descubrieron el componente perfecto para un HKAFO en una tienda local de suministros agrícolas. La paciente, una niña de cinco años con espina bífida se presentaba con una significativa rotación interna de los pies, y su terapeuta tenia especiales y precisas peticiones.

"El terapeuta quería ser capaz de entregar a la niña, AFO's de posicionamiento que al mismo tiempo los mismos pudieran ser adaptados a un KAFO o un HKAFO para que ella pudiera caminar con un andador. Kevin Hines, CPO; Erik Engstrom; David Heyd, CO; y yo pensamos en conjunto y encontramos un producto en la tienda de industria agraria 'Fleet Farm'—una tienda similar a Home Depot," dice Kuffel, presidente y director clínico de Arise.

El pasador de horquilla que descubrieron tiene un mecanismo de bloqueo que les permitió crear un diseño modular, abriendo y separando una sección de la otra—y con la posibilidad de volver a unir las secciones según la conveniencia del terapeuta y del usuario.

"Podíamos separar el AFO de toda la unidad, o podíamos armar el KAFO... y separarlo del resto de la unidad," explica Kuffel. "Usamos estos pasadores de horquilla para que la madre de la paciente pudiera colocar los AFO's en las barras del KAFO empujando la horquilla hasta lograrlos encajar en su lugar. Ella podía hacer lo mismo con el KAFO para incorporarlos a la sección pélvica. Ella fácilmente podía adaptarse de un AFO a un KAFO a un HKAFO en un lado o bilateralmente."

De las pruebas iniciales a la evaluación final, el proceso completo de fabricación duró cerca de seis semanas y quizás unas 20 modificaciones, dice Kuffel. "Nosotros podíamos desarmar la férula en la oficina y llevarla a la sesión de terapia. Lo que al terapeuta le gustaba, nosotros lo incorporábamos, lo que no le gustaba o lo que representaba una dificultad para los padres—como el bloqueo y desbloqueo de la rodilla—lo llevamos de vuelta al laboratorio para buscarle otra solución."

Hines

Hines ha creado muchos otros HKAFO's modulares, después del primer prototipo que desarrollamos el año pasado. "Estamos logrando los objetivos de los terapeutas y los médicos porque a veces se desea que estos niños tengan el máximo soporte, y a veces ellos quieren que los nenes se ejerciten tanto como ellos puedan hacerlo," dice Hines. "Cuanto menos soporte les des con las ortesis, más esfuerzo ellos tendrán que hacer."

La solución del pasador de horquilla, ha funcionado tan bien para el equipo de Arise que ellos todavía lo siguen utilizando. "En un par de [diferentes] juegos de KAFO's, nosotros hemos utilizado el mismo diseño para permitir a los pacientes remover la sección del AFO y quedándonos básicamente con la ortesis de rodilla," dice Hines. "[Los Pines] vienen en una variedad de tamaños diferentes, de tal forma que usted puede utilizarlos en ortesis desde un niño hasta en un adulto. Perfore el agujero, y cuando usted aplique vacío para termoformar la ortesis, simplemente deslice el pasador. Debido a que el pin tiene un anillo que se ajusta sobre el saliente en cuanto usted lo desliza a través del hueco, el mismo se traba en las dos capas de plástico y los mantiene en su lugar de manera segura."

El aporte del técnico en este proceso fue fundamental, dice Kuffel. "Eric [Engstrom] señaló cómo podríamos termoformar las partes, pero sin ser capaz de conectar el componente A con el componente B. Fue a él a quien se le ocurrió una manera de poner el pasador en la parte inferior de la pierna de la férula."

Engstrom

Engstrom es un residente ortesista/protesista pre-calificado por la Academia y que está completando su programa de residencia en la compañía Arise. Actualmente se desempeña tanto en las labores clínicas como técnicas de la empresa y dice que esta experiencia es definitivamente provechosa. "Puedo aprovechar las experiencias clínicas para ayudar a diseñar y anticipar las necesidades del proceso técnico, por ello de manera jocosa me llamo a mi mismo un 'Clin-tec."

El proceso de fabricación plantea un desafío particular con esta solución modular, específicamente al fijar el componente a las secciones de termoplástico, él nos explica. "El uso de los materiales obtenidos fuera de nuestra industria ha resultado ser exitoso para satisfacer nuestras necesidades especiales en beneficio de una gran cantidad de pacientes."

Engstrom dice que la relación entre el clínico y el técnico es fundamental. "A menudo, los aspectos importantes se pierden en la traducción de los profesionales a los técnicos. Sería de gran ayuda si más personas tuvieran un entendimiento técnico para comprender lo que los técnicos necesitan para poder hacer bien su trabajo. Es increíblemente importante enseñar las habilidades técnicas a las personas que avanzan hacia el camino clínico pero por desgracia la industria se está alejando de este proceso."

Besser

Comunicación Creativa

Andy Besser, CPO, gerente de la sucursal de la clínica de atención de pacientes American Prosthetics & Orthotics, en Davenport, Iowa, está de acuerdo. "A medida que los clínicos reciben un entrenamiento menos técnico, tenemos que confiar más en nuestros técnicos, así que ellos tienen que ser educados, ya sea en el puesto de trabajo o por medio de un programa educativo. Si usted no está trabajando asociadamente con sus técnicos, entonces usted no logrará los "jonrones" que le gustaría lograr."

Cuando las cosas van mal en la relación clínico-técnico, a menudo es debido a la falta de comunicación y por hacer suposiciones, señala. "No asuma que el técnico sabe lo que usted quiere decir, simplemente porque usted tiene esto claro en su cabeza."

Besser dijo que la inclusión de imágenes en la comunicación escrita puede también ser de gran ayuda. Su propio laboratorio está considerando el uso de Skype para conectar los clínicos y técnicos de tal manera que el clínico pueda por ejemplo ver una cuenca protésica y los cambios hechos antes de que el técnico se la entregue. En el pasado, la utilización de vídeo ha dado buenos resultados. Él cita el caso de un paciente con la enfermedad de Charcot Marie Tooth, quien desarrolló una deformidad de la extremidad y fue sometido a una amputación electiva debido a los problemas causados debido a esta situación.

"En este caso, terminamos con una alineación con el pie estando desplazado hacia fuera con respecto a la ubicación de la cuenca protésica lo que no debería haber sido así, pero biomecánicamente, iba a funcionar. Utilizamos el vídeo para justificar esta alineación. La observación de la marcha del paciente con esta alineación de los componentes antes de proceder a una prótesis definitiva, confirmó que la misma estaba correcta. [El paciente terminó] caminando con una buena marcha, tenía un buen control en el apoyo medio y funcionaba muy bien. A pesar de que la alineación parecía estar fuera de la norma, esta era la adecuada para ese paciente."

Laminación Ultra-Liviana Para Desempeño Paralímpico

Arise Orthotics & Prosthetics fabricó una ortesis modular HKAFO utilizando un pasador de horquilla que consiguieron en una tienda de industria agraria.

Bret S. Lee, CPO, de la empresa ProCare Prosthetics and Orthotics, en Flowood, Mississippi, creó una prótesis única y de gran éxito para Richard Browne, quien había sido un jugador de fútbol de la secundaria y con un futuro brillante en una escuela en Big Ten antes de un trágico accidente en el otoño de 2009 que en última instancia lo condujo a la amputación de su pierna derecha por debajo de la rodilla.

Después de su amputación, el objetivo de Browne era poder ir a la graduación de su novia sin una silla de ruedas o muletas, "y él se recuperó tan rápidamente como nadie que yo haya visto," se maravilla Lee. "Con sus seis pies, cinco pulgadas de estatura y sus 185 libras de peso, este individuo tan grande y alto caminaba sin ningún dispositivo de asistencia seis semanas después de su amputación."

Después de conocer sobre las pasadas ambiciones deportivas de Browne, Lee buscó una empresa que pudiera donar un pie protésico apropiado para correr y trotar y se acercó a la empresa Freedom Innovations, en Irvine, California. Browne en última instancia se convirtió en el primer velocista del mundo en entrenar con la innovación de la empresa, el pie protésico para corredores denominado Catapult.

American Prosthetics & Orthotics utiliza videos para ayudar a mejorar la comunicación entre los profesionales clínicos y los técnicos.

"El Catapult es fantástico no solo porque proporciona un 30% de retorno de energía, también le permite a Richard hacer su propia alineación y ajustes en la de rigidez del componente. Con el tiempo, él ha aprendido a hacer estos ajustes como los desea para cada evento diferente."

Aprovechando sus aspiraciones atléticas universitarias, Browne cambió su enfoque del fútbol en Big Ten a un desempeño Paralímpico—específicamente en los 100 metros planos, el relevo 4x100m y salto de altura. Según Lee, Browne es muy sensible a las alturas, y está siempre en busca de nuevos componentes. Mientras que él entrenaba para los Juegos Paralímpicos, Browne pasó a visitar a una Feria de Exhibición de O&P y vio a un pilón que permite fácil ajuste de la altura—el pilón-ajustable de Kinetic Revolutions en Frederick, Maryland.

Gilbert y Lee colaboraron en la fabricación de la Prótesis del deportista Paralímpico Richard Browne. Fotografía en esta página cortesía de ProCare Prosthetic and Orthotics.

"Todo lo que tenemos que hacer es aflojar el tornillo y podemos ajustar la altura en pequeños incrementos, luego apretamos de nuevo, lo cual es genial," dice Lee, "porque con esto, nosotros no tenemos que cortar o cambiar los pilones para lograr cualquier ajuste de altura."

Lee, un técnico que construye con sus manos, estaba trabajando en el diseño inicial de la pierna y el sistema de suspensión de la prótesis de Browne cuando Steve Gilbert, CPA, fue contratado en ProCare y comenzó a trabajar con Lee en el proyecto. Gilbert comenzó a refinar la prótesis y a tallarla para reducirle el peso.

Lee comenta, "Siempre ha sido difícil para mí dejar ir y permitir que los técnicos se hagan cargo, porque hay un vacío gigantesco en nuestro campo con respecto a las habilidades técnicas de los técnicos y los profesionales clínicos. Pero Steve realmente conoce su negocio."

Browne ganó la medalla de Plata en las carreras de 100m planos en los Juegos Paralímpicos en Londres 2012.

Gilbert, gerente del laboratorio de ProCare, admite que sus experimentos con la prótesis de Browne fueron en gran medida en base a ensayo y error. "Yo he hecho miles de laminaciones anteriormente. Bret me dio la libertad de utilizar los diferentes componentes y diferentes tipos de materiales, y trabajando conjuntamente logramos un diseño ultra-ligero y muy resistente. Nos planteamos algunas ideas e hicimos algunas pocas laminaciones hasta que se nos ocurrió la perfecta combinación de fibra de carbono, fibra de vidrio y un material llamado SpectraCarb, que ha beneficiado a otros pacientes también."

El truco está en los materiales y la forma en que los acomodamos para la laminación, dice Gilbert. "No queremos nada de aire o una gran cantidad de acumulación de la resina; esto tiene que ser perfecto. Usted debe estar seguro de tener una duradera unión entre las capas en las áreas que soportan peso, de lo contrario, el diseño de Bret no funcionará porque se flexionaría. En mi experiencia, la fibra de carbono es muy fuerte, pero también puede ser muy frágil. La fibra de vidrio contrarresta esto pero esto también implica el aumento de volumen y peso.

"Cuando Usted está haciendo una cuenca protésica para carreras como se ha diseñado, tiene solo una cantidad especifica de material y peso que desea utilizar, sin embargo, usted tiene que hacer la cuenca lo suficientemente fuerte como para soportar el esfuerzo de torsión cuando el atleta se está desempeñando en su nivel de máxima velocidad," explica Gilbert. "Esto es especialmente cierto para alguien con la fuerza y velocidad como la del Sr. Browne, quien literalmente abusa de la prótesis. Los componentes también deben estar anclados correctamente; si él esta preocupado acerca de la posibilidad de falla de la laminación o los componentes, no va a tener la confianza necesaria para salir y competir a su máximo potencial."

La versión final de la prótesis paralímpica de Browne pesó solo tres libras y 6 onzas.

Mattear

Lee aconseja a los ortesistas/protesistas clínicos a seguir participando en todo el proceso y trabajar más estrechamente con sus técnicos, "sin ser altivos o más dominantes. He visto a muchos profesionales insistir en que las cosas se hagan exactamente de la manera que ellos lo hacen. Pero hay que dar a los técnicos un poco de libertad creativa y dejar que ellos añadan su toque personal en el proceso," Brad Mattear, CFo, director financiero y vicepresidente de Orthotic & Prosthetic Technological Association (OPTA) está de acuerdo e insiste en que ahora más que nunca, es imperativo que los clínicos y técnicos tengan una relación altamente colaborativa.

En los viejos tiempos, muchos de los profesionales clínicos hicieron sus propios dispositivos, señala. Esto se hace con menos frecuencia desde que las empresas de O&P medianas y grandes emplean uno o dos técnicos para fabricar o subcontratan externamente parte o la totalidad de su fabricación.

Desde la izquierda: Un modelo inicial de la protesis de Richard Browne. Protesis definitiva de R. Browne. Fotografia cortesia de ProCare Prosthetics and Orthotics.

"Sin comunicación," Mattear dice, "la fabricación de los dispositivos está en riesgo. Con el funcionamiento durante ocho años de un centro de fabricación central grande ubicado en el Medio Oeste de Estados Unidos, yo no puedo hablar de las numerosas comunicaciones inconsistentes que recibí de los clínicos de todo el país. Las cosas fueron escritas sin nombres y las órdenes de trabajo fueron enviadas con información incompleta, e incluso habían cosas que fueron enviadas en ¡una servilleta de bar!"

La relación entre el clínico y el técnico es muy diferente de lo que era hace 20 años, cuando los técnicos fueron supervisados por tutores, él observa. "Hoy en día el técnico tiene que ser capaz de entender mejor el... proceso de fabricación... de la A a la Z...," señala Mattear. "Así que para mí, lo que más valor tiene es la comunicación entre el técnico y el OP clínico. Los programas de formación de nuevos profesionales clínicos, deberían proporcionar la información pertinente y necesaria, la documentación y las medidas requeridas para producir un aditamento ortopédico fabricado a la medida. Si los clínicos hacen esto, obtendrán desde la primera vez lo que ellos quieren recibir."

La cubierta protésica se hace Global

Swanson

Whitacre

Vern Swanson, CP, LP, de la empresa Westcoast Brace & Limb, con sede en Tampa, Florida, ha desarrollado una cubierta protésica endoesquelética durable y ligera para satisfacer la necesidad recurrente del paciente. La popularidad de la cubierta se ha extendido tan lejos como Australia, así como a un número cada vez mayor de clientes estadounidenses. La cubierta se puede quitar fácilmente y volverse a colocar, lo que permite ajustes de alineación que se realizan en una fracción del tiempo necesario con opciones más tradicionales.

"El año pasado decidimos realmente comenzar con la utilización del cobertor QuickLite ™ y junto con Brian Whitacre y Greg Bauer, CPO, LPO, nuestro presidente, lo hemos evolucionado y desarrollado aún más," explica Swanson.

Este producto resulta adecuado para prótesis preparatorias y permanentes, las cubiertas QuickLite están hechas de espuma de polietileno y pre-talladas para reducir el tiempo de fabricación. Estas pesan dos onzas o menos y pueden ser instaladas en aproximadamente 30 minutos-ofreciendo tanto la protección como una estética realista a los usuarios de prótesis. Son fáciles de limpiar y ya que no están permanentemente pegadas a la prótesis, son fáciles de quitar para, por ejemplo, hacer las frecuentes actualizaciones en las prótesis de amputados recientes, dice Swanson.

"Los pacientes que son muy activos prefieren a menudo poder quitar la cubierta cuando participan en deportes o cuando entran en el agua, por ello, hemos desarrollado un diseño con una abertura que tiene Velcro ® en la parte posterior de la cubierta, lo que les permite lograr esto," comenta Swanson. "El paciente puede quitar y volver a instalar la cubierta según lo requiera—sin necesidad de herramientas—en cualquier lugar que se encuentre."

El principal reto en el desarrollo de las cubiertas, comenta Swanson, fue el número total de moldes requeridos. "La serie incluye moldes pequeños, medianos, grandes y extra grandes tanto en los diseños izquierdos y derechos, por ello tuvimos que hacer los moldes correspondientes y crear una tabla de tallas. Hacemos las cubiertas y las mantenerlos en inventario para nuestro propio uso, de tal manera que los pacientes pueden ser equipados con el tamaño adecuado, según la tabla, mientras esperan."

El proceso de desarrollo tomó cerca de cuatro meses, dice Swanson, pero continuó evolucionando a medida que las cubiertas se desarrollaron—?para prótesis transfemorales, para cubiertas descontinuadas justo por encima de la rodilla y para diseños de tipos específicos de pies y otros componentes.

Whitacre y Swanson fabrican una cubierta QuickLite. Fotografía cortesía de Westcoast Brace & Limb.

La elección de los materiales fue otro obstáculo. "Nuestra meta era un material lavable que fuera ligero, que se pudiera manejar fácilmente y que se mantuviera bien para que pudiera ser utilizado incluso en los adolescentes, por ejemplo-, por todo esto, resulto ser bastante difícil," explica. "Hemos probado diferentes materiales térmicos disponibles en el mercado ya que el material termoformado permite ser calentado por nosotros con el fin de ajustarlo de acuerdo a un tamaño particular de cuenca protésica. Tratamos materiales más duros, disolventes, materiales de distintos espesores, materiales más blandos—nos tomó varios meses poder tomar la decisión y poder desarrollar todos los moldes."

Las cubiertas protésicas están disponibles desde enero pasado y son el resultado de una verdadera colaboración entre nuestro personal técnico y los profesionales clínicos," dice Swanson. "Creo que realmente cualquiera necesita tener un buen equipo de individuos trabajando juntos."

Como director del laboratorio, Whitacre se ocupa de los requisitos esenciales de ajuste de cada cubierta específica fabricada en el laboratorio de Westcoast. "Cada cubierta es especifica, por lo que dependiendo del tamaño y la forma de la cuenca protésica, tenemos que contornear el QuickLite para que se ajuste bien y sea estéticamente agradable," él dice. "A veces tenemos que lidiar con problemas de alineación, y en los casos en que el paciente tiene un sistema de suspensión por vacío o un componente vertical de absorción del impacto, este proceso puede resultar un poco más difícil. Debido a que la prótesis realmente se mueve dentro de la cubierta, hay que ajustar la cubierta de manera que pueda acomodar a este movimiento. Problemas de rotación también pueden requerir un cambio en el ajuste, que normalmente es muy ajustado.

"Una Cubierta QuickLite diseñada para una prótesis temporal también puede ser ajustada y adaptada a la prótesis permanente," añade Whitacre.

Las cubiertas ahorran algo más que tiempo. "Debido a que una pierna ortopédica no se puede facturar hasta que esté "terminada," lo que significa que debe tener una cubierta, esta opción puede ser a menudo una buena forma de rápidamente cumplir con los requisitos de facturación," señala.

La creatividad no viene con un manual de instrucciones. A menudo es más fácil y rápido usar lo ya existente a tener que crear algo original, y a menudo esto resulta ser una solución más eficaz. Pero cuando dedicados y talentosos profesionales y técnicos ofrecen en común sus conocimientos, la persistencia y la inspiración a un desempeño dinámico, sus éxitos pueden llegar mucho más allá de la satisfacción personal-pueden cambiar la vida de las generaciones actuales y futuras de los clientes de O&P.

Judith Philipps Otto es una escritora independiente que ha colaborado en gestiones de mercadeo y relaciones públicas para diversos clientes en la profesión de O&P. Ha sido escritora y editora de periódico y ha ganado premios nacionales e internacionales como escritora-productora.


Traducción al Español
Dr. José Paúl Rodríguez M.
Médico Fisiatra
Santo Domingo, República Dominicana
E-mail: